Cuando no sepas que hacer…..  Solo párate y respira!

Esos segundos pueden ser suficientes para conectarte de nuevo contigo mismo, con tu presente, con tus deseos. Pueden ser suficientes para que entiendas tus temores, los asimiles y aceptes. Lo que te llevará a un mejor entendimiento de ti mismo y un mejor análisis de las alternativas.

Basta de corretear por ahí desesperado, basta de gritar y de enfadarse. Solo respira, oxigenate!. Oxigena tu cuerpo, tus pulmones. Oxigena tu sangre, tus células. Relaja tus músculos, salta las contracciones…..   Ahora es cuando empiezas a estar preparado para enfrentarte al presente. Dále!  A por él!

 

Marcos Montero

 

Anuncios