Hoy, uno de nutrición, de salud, de conciencia alimentaria. Desde hace ya algún tiempo percibo los beneficios de la comida directamente en las partes del cuerpo a las que se asemejan.

Muchos de vosotros ya habréis visto en Internet artículos en los que se habla de todo esto…. Algunos lo creerán…. otros menos. Hoy os cuento como fue que yo lo aprendí y me convencí a mí mismo cuán real era, y os dejó una recopilación de tantos parecidos encontré. Abierta, por supuesto, a incluir nuevos alimentos que nos mandéis, o modificar si descubrimos alguno incorrecto.

Mi aprendizaje y experiencia, en este caso, fue a través de los plátanos,  jejeje   Cuando era pequeño, fue una fruta que nunca me dijo nada, no me llamaba ni su sabor, ni su textura…. Incluso su color era pobre para mí.

Todo eso cambió en Tailandia, creo que andaba por los 28 años.

Un día tuve un accidente y me fracturé la mano derecha, el segundo metacarpiano. Ósea, el dedo índice a la altura de la palma de la mano.

Mi mano derecha, y la pequeña que me la rompió saltádome encima desde 12 metros de altura:

mano piedra

Otro día os contaré esa aventurilla…

Desde ese momento…. Y durante todo el tiempo que duró la rehabilitación, sin darme siquiera cuenta de ello, comencé a “devorar” plátanos. Plátanos y bananas me resultaban ahora deliciosos. Su sabor, su textura…. ahora me gustaba incluso su color. Maduros, menos maduros….  Para desayunar, postres, meriendas…   Me resultaba extraño cuanto me apasionaba ahora este fruto… hasta que encontré un artículo navegando en Internet que hablaba sobre los alimentos, sus propiedades y a las partes del cuerpo a las que ayudaban.   En ese momento lo vi clarísimo, y lo sentí tan real que enfoqué mi atención en el tema.

Es bien sabido que el plátano o la banana tienen un alto contenido en potasio, necesario para mantener unas buenas articulaciones y así evitar la degeneración muscular y articular.

¿Adivináis cuál es la parte del cuerpo que más articulaciones tiene? Exacto, la mano. ¿Veis la similitud de un manojo de plátanos con una mano?

Los plátanos y las manos:

mano_banano

Con el tiempo concreté en la ayuda que me dieron. No era tanto en los huesos, como creí en un principio, más bien, ayudaban a mis articulaciones y ligamentos debido a la inmovilización de toda mi mano por la escayola. Mejor dicho… las escayolas….   pero lo dicho, historia para otro momento.

Si hubiera tenido el conocimiento que tengo ahora, simplemente hubiera comido, también, muchísimo Apio

Los tallos del apio y los huesos:

5592d79192b56_crop

apio-huesos-FILEminimizer-e1449060965823

Se presentan como el Cúbito y el Radio humano y son una fuente de calcio indispensable para nuestros huesos. Estos alimentos reponen las necesidades esqueléticas del cuerpo.

El apio contiene silicio, que es parte de lo que da a los huesos su fuerza. Dato curioso y asombroso: los huesos son 23%  sodio y el apio también es un 23% de sodio.

Cuando la dieta es baja en sodio (buena calidad significa que no proviene de sal refinada), el cuerpo comienza a tomar el sodio de los huesos, lo que los hace débiles.

¿Quién sabe? Puede que si hubiera comido más apio en aquella época la piedra no me hubiera roto el índice….Aunque…. poco me pasó… jejeje

La zanahoria y los ojos:

zanahoria-ojos-FILEminimizer

Cortando una zanahoria por la mitad, podremos comprobar el gran parecido que guarda esta hortaliza con el ojo humano en su interior: iris, pupila e incluso las líneas de alrededor se asemejan.

Se sabe que alimentarnos con zanahorias favorece y fortalece la visión.
Las zanahorias están llenas de vitaminas y antioxidantes, como la provitamina A, y como el beta-caroteno, que disminuyen el riesgo de degeneración macular, es decir, que la mácula (tela amarillenta) afecte de forma importante a la visión de la persona que la padece; principal causa de pérdida de visión en las personas mayores. Y también, además de prevenir, ayuda a mejorar la visión, especialmente la nocturna.BeFunky_Instant_1

Y no hay mejor manera de comprobar estas cosas que en uno mismo…   En mi caso, esta vez fue en México, en Playa del Carmen. Llevaba ya bastante tiempo viajando por playas, siempre disfrutando de las vistas del mar, de sus reflejos, y años sin usar gafas de sol. Mi visión empezó a resentirse. Comencé a estar realmente preocupado con mi vista, se me agotaba leyendo, me lloraban continuamente los ojos, no enfocaba bien….   Pensé: ¿gafas para la vista?   -No,  trabajo y responsabilidad.  A devorar zanahorias y ejercitar mis ojos como músculos que son.   En 10 días de comer muchas zanahorias y hacer ejercicios oculares (yoga para los ojos)….  No os imagináis… Reía!  Es increíble vivir estas mejorías en primera persona.

Las nueces y el cerebro:

cerebro-nuez

Tener una nuez en nuestras manos es como tener un pequeño cerebro, incluso con ambos hemisferios. Las partes superiores parecen cerebros y las inferiores, cerebelos. Además las arrugas y pliegues de la nuez se parecen a la neocorteza cerebral. Hoy sabemos que las nueces ayudan a desarrollar docenas de neuro-transmisores para el funcionamiento cerebral y son la mejor fuente de Omega 3, Omega 6 y Omega 9 tan necesarios para el funcionamiento de nuestro cerebro.

Algunos estudios han asegurado en los últimos años que la nuez ayuda a acabar con la zona de proteínas que suele tener una relación importante con el Alzheimer.

Además de los dos hemisferios, ambos están protegidos por una dura cáscara o el cráneo. Y como otro dato curioso, según Elaine Wilkes, una conocida naturopata estadounidense, ambos poseen el mismo porcentaje de grasa, un 68%. ¡Lo que son las cosas!

Los champiñones y los oídos:

setas-oidos-FILEminimizer

El consumo de setas puede prevenir la pérdida de audición, Si las setas/champiñones están en tu dieta habitual, probablemente tengas una salud auditiva muy correcta. ¿A qué se debe esta peculiaridad? Las setas contienen vitamina D, la cual incide en los huesos, incluso en los más pequeños que tiene todo ser humano en el oído: martillo, yunque, estribo.

Todavía no he comprobado de primera mano el caso de los champiñones, pero estamos en ello. Mi padre está medio sordo, y desde hace un tiempo…. Champiñones, champiñones…. Ojalá os pueda contar más adelante que escucha como un chaval.

Los cítricos y los senos:

5592d79177439_crop

senos_naranja

Si cortamos una naranja por la mitad, se puede apreciar como aparecen divisiones muy similares a las que separan el tejido mamario.

Los cítricos en general se parecen a las glándulas mamarias. Fijan el calcio y favorecen la lactancia materna. Ayudan a la salud de los pechos y al movimiento de la linfa hacia adentro y fuera de ellos.

Aportan vitamina C y elementos como los bioflavonoides, los cuales ayudan a mantener la salud del pecho y evitar el desarrollo de células cancerígenas.

Otro beneficio, de los limones y limas en concreto, son hacer el sistema digestivo más alcalino, lo cual puede reducir la hinchazón de los pechos durante el período pre-menstrual.

Las acelgas y el sistema circulatorio:

Acelga_Multicolor1-e1368607411894

Mira con atención una de sus hojas y notarás cómo las venas rojizas se expanden como arterias a través de su cuerpo verde. “La acelga posee antioxidantes tales como la betalaína que ayuda al proceso de desintoxicación”, comenta Ashley Koff, nutricionista oficial de Earthbound Farm. “Los antioxidantes se aseguran de que todos las venas estén limpias y libres de radicales libres”. Esta hoja verde, junto con otros vegetales cercanos como la kale, además de ayudarte a mantener la sangre fluyendo a través de tu sistema circulatorio, también te ayudarán a aumentar la cantidad de sangre en el cuerpo.

La papaya y el intestino:

blog1

La papaya es una rica fuente de antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas con importantes beneficios y propiedades para la salud.

Ayuda a combatir el estreñimiento. El consumo de la papaya ya sea al natural, jugo, batido o como parte de una ensalada, estimula el movimiento intestinal.

Gracias a su alto contenido de enzimas antiparasitarias, las semillas de papaya mejoran la salud intestinal. Éstas cuentan con un alcaloide antihelmíntico llamado carpaine, que tiene la capacidad de eliminar los parasitos intestinales.

Las semillas de papaya también poseen poderosas propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, que mejoran la salud digestiva. Varios estudios han encontrado que las semillas de papaya combaten a la Salmonella, estafilococos, entre otros agentes infecciosos.

 La guanábana y las células:

celulas-guanabana

Se asemeja a las células y ya se sabe cómo actúa benéficamente sobre ellas, ayudando en la curación de diversas enfermedades.

El aguacate y el útero:

palta

5592d791ca6a9_crop

Se asemeja al útero, y tiene como objetivo el buen funcionamiento y la salud de éste.

Como dato interesante, al igual que el feto, el aguacate toma exactamente 9 meses desde la floración hasta que el fruto está maduro.

Elizabeth Somer, dietista registrada y autora de “Eat your way to happiness” dice que el aguacate contiene mucho ácido fólico, sustancia que favorece el embarazo. El ácido fólico, además, contribuye a disminuir la posibilidad de desarrollar displasia cervical, una enfermedad de fase precancerosa.

Investigaciones actuales muestran que cuando una mujer se come un aguacate por semana, balancea sus hormonas y se deshace del peso no deseado del parto.

Pescado y los músculos:

paragrapharticle-9467-56179f2f9ffa9

Los pescados son ricos en proteínas de alta calidad para mantener y crear nuevas fibras musculares. Además aportan ácidos grasos omega-3 y grasas saludables para evitar la inflamación durante los entrenamientos intensos para ganar volumen muscular.

Las almejas y los testículos:

5592d791ad384_crop
Estudios prueban que las almejas, visualmente similares a los testículos, son realmente buenas para los órganos sexuales masculinos. “Una investigación llevada a cabo en Holanda ha sugerido que complementar la dieta con ácido fólico y zinc, los cuales se encuentran en las almejas, puede tener un efecto significativo en la mejora de la calidad del semen en los hombres”.

Así lo aseguraba recientemente un estudio llevado a cabo por el doctor Moulavi en Países Bajos, donde un 93% de los varones analizados tenían una calidad en su esperma mucho mayor al de los hombres que no habían comido almejas en los últimos días/semanas.

Los higos y los órganos sexuales:

higos1

Los higos aumentan la libido e incrementan la fertilidad en ambos sexos. Además, esta fruta contiene grandes cantidades de vitamina B6, que es la responsable de segregar serotonina, la hormona de la felicidad.

El boniato y el páncreas:

batata-pancreas-FILEminimizer-e1449061024272

Los boniatos son altos en betacarotenos, antioxidantes que mantienen en buen estado la piel y las mucosas y ayudan  a prevenir tumores como el de páncreas.

Las uvas y la sangre:

copa-vino-sangre-iStock_000050720944_Large-300x200

Sin querer desprestigiar el vino, no es este el que es bueno para nuestra sangre, son las uvas. El vino es una creación humana. Esto está por encima de nosotros. El mosto, en cambio, zumo de uvas, si es igual de efectivo para la mejora de nuestra sangre, sin el hándicap del alcohol.

Las uvas tienen un montón de beneficios para nuestro cuerpo.
Uno de los beneficios de las uvas son sus antioxidantes que trabajan a favor de las células del cuerpo para luchar contra los radicales libres, que son moléculas inestables en el cuerpo que dañan las células sanas. Las uvas administran al cuerpo niveles adecuados de antioxidantes que protegen el tejido de las células sanas, protegiendo así al organismo de muchas formas de enfermedades.

– Los flavonoides que se encuentran en el jugo de uva elevan el nivel de HDL (colesterol bueno). Esto evita la obstrucción de las arterias y el corazón se mantiene saludable.

– El resveratrol que se encuentra en el zumo de uva previene la formación de tumores en el cuerpo. Esto significa que previene el cáncer. La uva de color púrpura especialmente previene el cáncer de mama.

– Al beber jugo de uva, los niveles de óxido nítrico se incrementan en el cuerpo, por lo que reduce la formación de coágulos en los vasos sanguíneos. Esto reduce las posibilidades de ataques al corazón.

– El consumo de jugo de uva al día ayuda a reducir la presión arterial.

– La uva previene trastornos de la sangre y es un muy buen purificador de la sangre. Esta fruta limpia las toxinas dañinas del cuerpo.

– Los antioxidantes presentes en el zumo de uva a estimular el sistema inmunológico.

Resumiendo para terminar con las uvas, y separando entre la uva roja y la uva blanca. A groso modo, la uva roja ayuda a los glóbulos rojos. Antioxidantes. Y la uva blanca ayuda al sistema inmunológico. Favorece a los Glóbulos blancos o leucocitos.

 

El jengibre y estomago:

jengibre-estomago-FILEminimizer-e1449061109225

El jengibre se parece al estómago y ayuda a su digestión. El jengibre se ha utilizado durante siglos como un remedio natural para la salud estomacal. El gingerol, ingrediente que da el jengibre su fuerte aroma y sabor, tiene la capacidad de prevenir las náuseas y los vómitos.

Los frijoles y los riñones:

5592da4474613_crop

En algunos lugares son llamados frijoles riñones, así que tanto por el nombre como por la forma son muy parecidos a este órgano.

Los nutricionistas dicen que estas legumbres quitan la carga de nuestros riñones, asistiéndolo en sus funciones. Son pura fibra que ayuda al tránsito intestinal y a prevenir el estreñimiento,  ya que tienen un gran poder depurativo sobre este órgano. En la medicina tradicional china son muy utilizados para mejorar y reforzar el funcionamiento renal. Evitan la aparición de piedras y cálculos renales.

Las fresas y los dientes:

dientes_fresas

Como vemos en la imagen, el perfil dental y el interior de una fresa se asemejan de sobremanera. Así pues, las fresas, además de un potente blanqueador natural de los dientes, favorecen una dentadura fuerte y sana, promoviendo también la salud de nuestras encías y cavidad bucal.

El perejil y los nervios:

perejil nervios

Esta hierba fresca puede ser uno de los ingredientes más saludables que encuentres en tu comida. No importa la variedad que escojas. La nutricionista Major cree que el perejil tiene mucho que ver con las conexiones neuronales. Sus altas dosis de vitamina C y K son de gran ayuda para el sistema nervioso, nuestro centro de comandos vital para movernos, pensar, sentir y respirar.

El tomate y el corazón:

5592d791de0dd_crop

El tomate al igual que el corazón tiene cuatro cavidades y es rojo. Las investigaciones muestran que los tomates están cargados de licopeno, pigmento vegetal con propiedades antioxidantes y de hecho son puro alimento para el corazón y la sangre.

El potente antioxidante que le da el color rojo a este alimento, reduce de manera significativa las posibilidades de sufrir de enfermedades cardiovasculares. Investigadores de Harvard descubrieron que las mujeres que tenían mayores niveles de licopeno en la sangre tenían un 33% menos de posibilidades de sufrir de enfermedades cardíacas que las mujeres con bajos niveles de este antioxidante, aunque otros estudios también han encontrado beneficios similares en ambos géneros.

Las mandarinas y los pulmones:

paragrapharticle-9462-56179bba2628c

Son ricas en flavonoides, ácidos cítricos y vitaminas antioxidantes C, A y licopeno que cuidan la salud pulmonar y reducen el riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar.

……….

Esta es sólo una pequeña mirada a las similitudes entre alimentos y las partes del cuerpo. Así que ya lo sabes, presta atención a tu comida y consume alimentos de todos los colores.

La naturaleza es inmensamente maravillosa y nos hace llegar sus mensajes a través del lenguaje de la semejanza, un idioma que todos alcanzamos a entender. Así, resulta primordial aprender a observarla porque lo cierto es que, acercándonos a ella, nos acercamos a nosotros mismos.

Con el paso de los años, algunos botánicos han seguido entendiendo esa relación como mucho más que una coincidencia aunque otros muchos lo consideran una “auténtica casualidad”. Y tú, ¿qué piensas? ¿remedios de farmacéuticas millonarias o  conocimientos ancestrales de la madre tierra?

Yo, lo tengo clarísimo.

Sé que se me escapan muchísimos alimentos que ayudan directamente a la parte del cuerpo a la que se parecen, y estaría encantado de incluirlos en el post. Así que animaros  a participar y contribuir enviando y compartiendo vuestro conocimiento. Muchas gracias.

Todo esto no son consejos médicos, es información que se debe usar con conocimiento y responsabilidad. Aprendamos a vivir.

 

Marcos Montero

Fuentes para el post:

http://www.24horas.cl/tendencias/7-alimentos-similares-a-partes-de-nuestro-cuerpo-y-que-benefician-las-mismas-1565024

https://www.veoverde.com/2013/12/8-frutas-o-verduras-que-benefician-a-cada-parte-del-cuerpo-segun-su-parecido-con-ellas/

http://www.labioguia.com/notas/9-alimentos-que-se-parecen-a-partes-del-cuerpo-y-ayudan-a-su-funcionamiento

http://www.que.es/ultimas-noticias/curiosas/201507020801-alimentos-benefician-parte-cuerpo-parecen.html

http://blogs.sportlife.es/mujerynutricion/alimentos-que-se-parecen-a-partes-del-cuerpo-funcionan/

http://www.upsocl.com/verde/hay-una-razon-por-la-que-estos-alimentos-se-parecen-a-partes-del-cuerpo-querras-saber-el-por-que/

http://despiertavivimosenunamentira.com/apariencia-de-los-alimentos-organos-que-curan/

Anuncios