El jengibre es una de las especias más saludables y deliciosas del planeta, rica en nutrientes y compuestos bioactivos que poseen beneficios potenciales para tu cuerpo y cerebro.

A continuación, una lista con 11 propiedades del jengibre confirmadas científicamente.

1. El jengibre contiene gingerol, una sustancia con potentes propiedades medicinales

El jengibre es una planta con flores procedente de China. Pertenece a la familia Zingiberaceae y está estrechamente relacionado a la cúrcuma, el cardamon y la galanga.

El rizoma (parte subterránea del tronco) es la parte que se usa normalmente como especia, conocido normalmente como raíz de jengibre o simplemente jengibre.

El jengibre cuenta con un largo historial de uso en diversas formas de la medicina tradicional/alternativa.

Se ha usado para facilitar la digestión, reducir las náuseas y ayudar a combatir la gripe y el resfriado común, entre otros.

jengibre-formas

El jengibre está disponible en diferentes formas: fresco, seco, en polvo o como aceite o zumo.

A veces, se añade también a alimentos procesados y cosméticos y es un ingrediente muy común en recetas.

El aroma y el sabor únicos del jengibre proceden de sus aceites naturales, de los cuales el gingerol es el más importante.

El gingerol es el principal compuesto bioactivo del jengibre, responsable de muchas de sus propiedades medicinales. Además, tiene potentes efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

Resumiendo: el jengibre, una especia muy popular, es rica en gingerol: una sustancia con potentes efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

 

2. El jengibre puede tratar muchas formas de náuseas, especialmente las náuseas del embarazo

El jengibre parece ser muy efectivo contra las náuseas: tiene un largo historial de uso como remedio contra el mareo y hay indicios de que puede ser tan efectivo como los medicamentos con prescripción.

El jengibre también puede calmar las náuseas y el vómito después de una operación, y en pacientes de cáncer con tratamiento de quimioterapia .

embarazo-nauseas

Puede ser aún más efectivo a la hora de tratar las náuseas del embarazo.

De acuerdo con un análisis de 12 estudios que incluían a 1278 mujeres embarazadas, 1,1-1,5 gramos de jengibre pueden reducir considerablemente los síntomas de náuseas. Sin embargo, durante este estudio el jengibre no mostró tener efectos en los episodios de vómito.

Aunque el jengibre no se considera peligroso, si estás embarazada, es recomendable que acudas a tu médico antes de tomar grandes cantidades. Algunos creen que el jengibre en grandes cantidades puede aumentar el riesgo de aborto, pero actualmente no existen estudies que lo corroboren.

Resumiendo: 1-1,5 gramos de jengibre pueden ayudar a prevenir varios tipos de náuseas: mareos, náuseas provocadas por la quimioterapia, náuseas después de una operación y náuseas del embarazo.

 

3. El jengibre puede reducir los dolores y molestias musculares

Se ha demostrado que el jengibre es eficaz contra el dolor muscular causado por el ejercicio.

En un estudio, el consumo de 2 gramos de jengibre al día durante un periodo de 11 días, redujo considerablemente el dolor muscular en personas que desarrollaban ejercicios del codo.

El jengibre no tiene un efecto inmediato, pero puede ser efectivo para reducir la progresión diaria del dolor muscula.

Se cree que estos efectos se deben a sus propiedades antiinflamatorias.

Resumiendo: el jengibre parece ser efectivo a la hora de reducir la progresión diaria del dolor muscular y puede reducir las molestias musculares causadas por el ejercicio.

 

4. Los efectos antiinflamatorios pueden mejorar la osteoartritis

jengibre-infusion

La osteoartritis es un problema común de salud que consiste en la degeneración de las articulaciones del cuerpo, provocando dolor y entumecimiento articulatorio.

En un ensayo controlado de 247 personas con osteoartritis de rodilla, aquellas que tomaron extracto de jengibre presentaron menos dolor y necesitaron menos medicación.

Otro estudio reveló que la combinación de jengibre, lentisco, canela y aceite de sésamo puede reducir el dolor y el entumecimiento en los pacientes de osteoartritis cuando se aplican en forma tópica.

Resumiendo: Existen estudios que demuestran que el jengibre es eficaz a la hora de reducir los síntomas de la osteoartritis, un problema muy común de salud.

 

5. El jengibre puede reducir drásticamente el azúcar en sangre y mejorar los factores de riesgo de enfermedades cardíacas

Esta área de investigación es relativamente nueva, pero se cree que el jengibre puede tener potentes propiedades antidiabéticas.

En un estudio reciente en 2015 realizado a 41 personas con diabetes tipo 2, 2 gramos de jengibre en polvo al día disminuyeron en un 12 % el azúcar en sangre en ayunas.

Además, mejoró la HbA1c (un indicador de niveles de azúcar en sangre a largo plazo), causando una reducción del 10 % durante un periodo de 12 semanas.

También hubo una reducción del 28 % en la relación ApoB/ApoA-I y un 23 % de reducción en los indicadores de lipoproteínas oxidadas: ambos factores importantes de riesgo de enfermedades cardíacas.

Sin embargo, este fue un estudio muy reducido. Los resultados son increíblemente sorprendentes, pero necesitan ser confirmados en estudios más extensos antes de hacer ninguna recomendación.

Resumiendo: Se ha demostrado que el jengibre reduce los niveles de azúcar en sangre y mejora varios factores de riesgo de enfermedades cardíacas en pacientes con diabetes tipo 2.

 

6. El jengibre puede ayudar a tratar la indigestión crónica

 

jengibre-polvo

La indigestión crónica (dispepsia) se caracteriza por el dolor recurrente y el malestar en la parte superior del estómago. Se cree que el vaciado gástrico retardado es un factor principal de la indigestión.

Curiosamente, se ha demostrado que el jengibre acelera el vaciado gástrico en personas con esta enfermedad.

Después de comer sopa, el jengibre reduce el tiempo que el estómago necesita para vaciar de 16 a 12 minutos.

En un estudio realizado a 24 individuos sin problemas de salud, 1,2 gramos de jengibre en polvo antes de comer aceleró el vaciado gástrico en un 50 %.

Resumiendo: El jengibre parece acelerar el vaciado gástrico, lo que puede ser beneficioso para aquellas personas que padecen indigestión y malestar estomacal.

 

7. El jengibre en polvo puede reducir significativamente los dolores menstruales

Los dolores menstruales (dismenorrea) son los dolores que aparecen durante el ciclo menstrual de las mujeres.

Uno de los usos tradicionales del jengibre es como calmante para el dolor, incluido el dolor menstrual.

En un estudio, se ordenó a 150 mujeres tomar 1 gramo de jengibre en polvo al día durante los 3 primeros días del periodo menstrual. Como resultado, el jengibre consiguió reducir el dolor de una forma tan eficaz como los medicamentos ácido mefenámico e ibuprofeno.

Resumiendo: El jengibre parece ser muy efectivo contra los dolores menstruales cuando se toma al comienzo del periodo menstrual.

 

8. El jengibre puede reducir los niveles de colesterol

Los niveles altos de lipoproteínas LDL (el colesterol “malo”) están relacionados con un riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Los alimentos que consumes pueden tener una gran influencia en los niveles de LDL.

En un estudio de 45 días realizado a 85 personas con colesterol elevado, 3 gramos de jengibre provocaron reducciones importantes en la mayoría de los indicadores decolesterol .

Esto está respaldado por un estudio realizado en ratas hipotiroideas, donde el extracto de jengibre disminuyó el colesterol LDL en la misma medida que la atovastatina, un medicamento para reducir el colesterol.

Ambos estudios mostraron reducciones en el colesterol total y los triglicéridos en sangre.

Resumiendo: Hay indicios, tanto en animales como en seres humanos, de que el jengibre puede provocar reducciones importantes de los niveles de colesterol LDL y triglicéridos en sangre.

 

9. El jengibre contiene una sustancia que puede ayudar a prevenir cáncer

 

jengibre-fresco

El cáncer es una enfermedad grave que se caracteriza por el crecimiento incontrolado de células anormales.

El extracto de jengibre ha sido estudiado como un tratamiento alternativo contra diversos tipos de cáncer.

Las propiedades anticancerígenas se atribuyen al gingerol 6, una sustancia que se encuentra en grandes cantidades en el jengibre puro.

En un estudio realizado a 30 personas, 2 gramos de extracto de jengibre al día redujeron significativamente las moléculas de señalización proinflamatoria en el colon.

Sin embargo, un estudio de seguimiento en individuos con alto riesgo de cáncer de colon no confirmó estos resultados.

Hay indicios, aunque limitados, de que el jengibre puede ser eficaz contra el cáncer de páncreas, de mama y de ovario. Es necesario realizar más investigaciones.

Resumiendo: El jengibre contiene una sustancia llamada gingerol 6 que puede tener efectos protectores contra el cáncer. Sin embargo, es necesario realizar más estudios al respecto.

 

10. El jengibre puede mejorar el funcionamiento cerebral y proteger contra la enfermedad de Alzheimer

El estrés oxidativo y la inflamación crónica pueden acelerar el proceso de envejecimiento y se cree que son unos de los factores clave de la enfermedad de Alzheimer y el deterioro cognitivo asociado a la edad.

Algunos estudios en animales indican que los antioxidantes y los compuestos bioactivos del jengibre pueden impedir respuestas inflamatorias que se producen en el cerebro.

También existen indicios de que el jengibre puede mejorar directamente el funcionamiento cerebral. En un estudio realizado a 60 mujeres de mediana edad, se demostró que el extracto de jengibre mejoraba el tiempo de reacción y la memoria funcional.

Además, existen numerosos estudios en animales que demuestran que el jengibre puede proteger contra el deterioro del funcionamiento cerebral asociado a la edad.

Resumiendo: Diversos estudios indican que el jengibre puede proteger contra el deterioro del cerebro causado por la edad. También puede mejorar el funcionamiento cerebral en mujeres de edad avanzada.

 

11. El ingrediente activo del jengibre puede ayudar a combatir infecciones

manos-jengibre

El jengibre es uno de los pocos “superalimentos” que merece ser apodado con este término.

El gingerol, la sustancia bioactiva que se encuentra en el jengibre fresco, puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones.

De hecho, el extracto de jengibre puede impedir el crecimiento de muchos tipos diferentes de bacterias. Es muy eficaz contra las bacterias orales relacionadas con enfermedades inflamatorias de las encías, como la gingivitis y la periodontitis .

El jengibre fresco también puede ser muy efectivo contra el virus VSR, una causa común de las infecciones respiratorias.

 

Fuente:   http://nutricionsinmas.com/11-propiedades-del-jengibre-demostradas-cientificamente/

Anuncios