Perdido en un mar de dudas…. jejeje  Aburrido a veces de no saber hacía donde quiero caminar.

Hoy, en el Puerto de Santa María. Una semana y media ya desde que salí a hinchar mis pulmones.

Un bar cualquiera, café y conexión a Internet. Sentarme a ordenar mente y sentimientos. Auto-análisis de estos días. Visitas a los amigos, charlas de bares, y charlas mas profundas. Dudas, deseos….   Ponerle voz a mis pensamientos de nuevo. Hacía mucho que no se los daba.

¿Qué quiero?   jejeje  Eso digo yo…..  ¿qué quiero?…..   más fácil:   ¿Qué no quiero?

No quiero perderme de nuevo….      Ya viví esta situación con anterioridad… Creo que todos la vivimos en más de una ocasión.   Sé salir de ella….  dudo sobre la manera de salir…. Dudo de cuanto hipotecar de mí para lograr esa salida.   Dudo de cuanto de ese pensamiento me ancla a la situación que precisamente quiero transcender….

jejeje   A veces simplemente…. creo que pienso demasiado.

¿Qué añoro?      Añoro descubrir!   Añoro compartir!   Sonreír!   Llorar!

Añoro el mar, el sol….    Me añoro a mí!

Hace poco leía….   ¡La vida es puro teatro!

No puedo estar mas de acuerdo.   Interpreta! me repito.     El papel que te apetezca jugar!

Y ahí estoy….  en el paso previo….  en la indecisión….  ¿que me apetece?  ¿qué quiero?

Cada vez me voy conociendo más…. conozco mi ritmo, mis tiempos…. eso me tranquiliza.

Cuando vivo en un ritmo frenético…. así decido, de manera desenfrenada…. y satisfecho con el grueso de mis decisiones…. pero no es ese el ritmo que quiero ahora para mí…. por lo cual he de comprender que hasta la toma de decisiones se ralentizan.

Ver el mundo!!  Ver mi mundo!  el que comprenden mis ojos! el que busca mi corazón!

Eso quiero….     Tan lejos del mundo que me quisieron enseñar….

¿Cómo verlo?   Creo que es en ese punto en el que ando….

……….

Dos semanas han transcurrido desde la frase anterior….

¿y hoy qué?….  Hoy de nuevo en casa con la familia… los viejos fantasmas se asoman en mi mente…. sólo los observo, no cambian mi estado. Enfoco mi atención en posibles direcciones que tomar, en las direcciones que retomar…

Consciencia. De mis emociones, de mis deseos, de mi mismo.

Las cosas cambian seamos nosotros conscientes o no de ello. La única constante, el cambio.

Ni bueno , ni malo…. el cambio nos saca del inmovilísmo. Sacude nuestra realidad, la transforma.

Vuelvo a visualizar alternativas, proyectos, posibilidades….    todo ello siempre supeditado por mi…¿compromiso? conmigo mismo y con lo que quiero conseguir aquí. Y por la frustración de no sentir avance alguno en cuanto a la salud de mi hermano se refiere.

 

Pausas que me permiten tomar perspectiva…. ¿qué pausa puedo tomar cuando permanezco inmóvil?

Pues imagino que la del movimiento…. Un rato en bici…. un poco de ejercicio….  La perspectiva cambia. Reconstruir mi vida social, reencontrarme en los amigos, que demasiado tiempo mantuve lejos.

Hoy, un día como cualquier otro. Hoy tuve la facilidad de sonreír. De sonreírme. Disfrute de la actividad, de la inactividad. Me mantuve consciente del Ahora. Me mantuve presente. Cazando al vuelo los pensamientos que nos atrapan en el tiempo de la mente. Pensamientos del pasado, “posibilidades” de futuro….   Todo es Ilusión. Presente, Aquí y Ahora, no hay otra.  Consciente de mi cuerpo, de mi posición, de mi respiración, de la actividad que esté realizando…  Intentando darle un respiro a la mente….  obligandola a descansar, puesto que la pobre no sabe desconectar por sí misma…. necesita de tu Presencia para ello. La mente no sabe ver el mundo, sólo lo interpreta…El mundo es distinto si lo observas con todo tu Ser.

…sin rumbo…

Hoy supe ver.

 

Marcos Montero

 

 

 

 

 

 

Anuncios