No te preocupes por la estructura, no te preocupes por cosas que ahora no vienen al caso….. ¡escribe, tú solo escribe!.

Creo que es el mejor consejo que te pueden dar cuando estas empezando algo como esto….  “Tu propio blog”    Lo demás vendrá en su momento… darle fuerza a esas dudas es frenar el proyecto…

Cada día es completamente nuevo…. Cada día te trae mil oportunidades de hacer algo,  de cambiarlo, o de no hacerlo….  la única diferencia será la actitud con la que te platees tu acción o tu no-acción.

Hasta hace unos minutos…. derrumbado!  sintiéndome una vez mas en una trampa….   la familia. Un nuevo intento de ayuda, ilusiones renovadas, esperanzas… bla bla bla…  ¿qué puedes hacer en un lugar que no aceptan tu ayuda?     ¿perderte?     ¿o quizá algo peor?

Seguro hay mil cosas que puedo hacer… segurísimo…   mmmm  pero no se me ocurre ni una sola.

Intentar vencer un trastorno mental muchas veces te lleva al lado trastornado…  y desde allí…  ¿que haces?   ¿cómo ayudas a alguien cuando tú no estas en condiciones de ayudar?     ¿cómo ayudas a alguien si cuando lo intentas tienes que enfrentarte a otras personas a la vez?

Aceptas.  Les deseas lo mejor…. y carretera y manta….

Ya había tomado  esta decisión hace tiempo… pero algo me quedó pendiente, porque la vida me ofrece de nuevo la oportunidad de aprender. Estamos en cada momento precisamente donde tenemos que estar. pero….¿porqué estoy de nuevo aquí?   ¿que me faltó aprender?

¿Quizás más Paciencia?  pero… ¿paciencia a qué?   ¿a soportar la convivencia con mi madre? ¿aguantar las faltas de mi hermano? ¿ver cuanto soporto el no ser yo mismo?…    No, aprender a ser yo mismo en unas condiciones en las que me cuesta serlo.

Quizás dar mas amor….   creo que me lo debería dar a mi mismo…  Aunque era precisamente lo que estaba haciendo hasta que decidí volver….  Ahora… ¿qué sentido tiene buscar mi tiempo y mi soledad? Renuncié a ello de camino al “hogar”.

pssss  vaya kilombo tengo en la cabeza…!!!

De momento…. escribo. ¡Tú solo escribe!   Aunque leas de seguido….  desde la frase anterior a esta ha pasado casi un mes. Un mes de luchas diarias, al minuto, con unos pensamientos pesimistas que quieren instalarse en mi cabeza. No les dejo. Avanzamos en una dirección que nos marca el corazón.

Cada día visito a mi hermano en la unidad de “salud” mental del hospital de Mérida. Seguimos dando pasos para conseguir un futuro de luz, de esperanza. No se puede curar si te quitan la esperanza,  y es algo que suele hacer demasiado a menudo el sistema médico instaurado. Así como las personas lobotomizadas por él. ¡Qué atrevida es la ignorancia…!   cuando todo el mundo se atreve a hablar y opinar sobre temas tan delicados, sin leer, sin experiencia personal, sin contrastar información. Cuando sus argumentos siempre desesperanzadores solo se basan en:  pues mi vecina….  pues el cuñado de…. pues una vez vi en la tele….  A nosotros, ese sistema ya no nos vale, ni todo aquél que sin ser consciente forma parte de él. Un trato coercitivo y deshumanizado…. en el que hace ya tiempo se olvidaron de las personas y solo mandan sus miedos.

Puerta cerrada a los “pero”. Bienvenido todo aquello que aporte sonrisas, esperanzas, propuestas…..  toda energía positiva nos aporta más esperanza y fuerza para continuar.   “Somos el resultado de nuestros pensamientos, y con nuestros pensamientos construimos el mundo”     Ayudemos a quién no puede a visualizar un buen mundo para él….  proyectemoslo en nuestra mente hasta que su mente se haga fuerte.

“Los milagros curan porque suplen una falta; los obran aquellos que temporalmente tienen más para aquellos que temporalmente tienen menos”.

Y pensando en milagros y esperanza… se cierra un Post que pasó por muchos estados emocionales.

Marcos Montero

 

 

 

 

Anuncios